Entre los más de 900 patinadores de 12 países que participaron durante los nueve días de competencias en el Centro Municipal de Eventos de Sao Leopoldo, estuvieron tres caribeños que le pusieron todo su sabor a las pruebas de la modalidad libre, danza y figuras, en las que estuvieron representando a la República Dominicana en las categorías promocional e internacional, del Campeonato Panamericano de Patinaje Artístico, que finalizará este sábado en Brasil.

En la categoría internacional estuvieron en competencia los juveniles Madelin Esther Placencia y Anthony Junior Payamps, pioneros en su país en la participación en esta disciplina, que tan solo lleva un año de practicarse en la isla.

Payamps, el más experimentado de su país, llegaba a Sao Leopoldo con la participación en Juegos Panamericanos de Toronto y el Campeonato Mundial de Cali, en 2015, certámenes que lo han ayudado a crecer en su proceso deportivo y que le daban herramientas para encarar la cita panamericana de Brasil. El resultado: dos medallas de oro en la categoría promocional, en las modalidades de figuras y danza, y un séptimo lugar en la modalidad libre internacional, que le dan la oportunidad a su país de optar por los cupos para competir en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

“Uno de los objetivos de participar en este evento era la clasificación a los Centroamericanos y al venir logramos ese cupo. Llevamos un año de trabajo, y ahora tendremos dos más para prepararnos, con disciplina, para llegar en la mejor forma a ese torneo”, comentó Payamps, que el próximo 3 de julio cumplirá los 17 años.

“Me motiva llevarme dos medallas de oro en figuras y danza, en promocional, que premian el esfuerzo que se está haciendo. En este proceso el apoyo de James (entrenador) ha sido fundamental en nuestro crecimiento. Ha dado el máximo para que mejoremos y gracias a Dios he cumplido con mi máximo objetivo en esta participación, que era la superación personal. Todavía falta pero me motiva para seguir trabajando”, agregó el joven dominicano.

Ese mismo sentimiento de satisfacción lo siente Madelin, quien hace tres meses decidió cambiar el patinaje de velocidad, por el artístico, y quien dice sentirse satisfecha con su decisión, “Trate de poner a mi país en lo más alto. Que se vea que en la pista ponemos todo y que representamos de corazón a nuestro país. Me llevo la energía y los ejemplos de superación de patinadores, que como yo, buscan ser mejores cada día”.

Ambos patinadores coincidieron en que lo que más valoran de esta experiencia, es el gran cariño y respeto que recibieron de sus rivales, en la competencia, y el reconocimiento del público a su esfuerzo. “Somos como hermanos, aquí me han recibido de la mejor manera”, resalta la joven dominicana.

Así mismo sienten que detrás de ellos tienen una gran responsabilidad con los patinadores que están comenzando y desde ya los ven como ejemplos a seguir, “Desde que la gente nos ha visto que viajamos a representar el país, se han interesado y se han empezado a vincular. Voy a dar lo mejor de mí para mejorar y seguir motivándolos a practicar este deporte”, comentó Placencia.

“Me gustaría ser un ejemplo para los jóvenes nuevos, que llegan al patinaje. Ser motivador para ellos y trabajar por el patinaje de mi país”, agregó Anthony.

 

Un colombiano está detrás del proceso dominicano

El antioqueño James Ibarguen De Diego, con más de 20 años de experiencia en el patinaje artístico, es el pilar de este proceso, que comenzó antes de los Juegos Panamericanos de Toronto, a los que República Dominicana debía llevar un atleta, en responsabilidad asignada al entrenador paisa.

Hoy, casi un año después, Ibargüen asegura que el balance ha sido positivo, “Es un equipo que lleva muy poco tiempo trabajando. Anthony lleva un año con nosotros, en el que fue a Juegos Panamericanos, al Mundial de Cali y esta vez estuvo acá, algo que le ha ayudado a seguir creciendo como deportista”.

“Ha sido difícil porque estamos en un proceso de formación en el que todavía no contamos con la infraestructura para practicar este deporte. Sin embargo las dificultades también han sido una motivación para nosotros, y el apoyo de la Federación Dominicana y el Ministerio del Deporte, nos llevan de responsabilidad para continuar con este proceso y llevarlo a buen puerto”, comentó el entrenador colombiano.

“Esperamos que estas participaciones que hemos tenido, nos permitan seguir recibiendo el apoyo necesario para que se masifique esta disciplina. Gracias a una pista de patinaje privada que funciona en un centro comercial en la isla, podemos trabajar con un grupo de casi 30 niños, con los que venimos apostándole a este proceso de cara al futuro”, señala Ibargüen, quien además afirma que: “La responsabilidad es importante porque tenemos que saber llegarle a los padres de familia, que son los principales patrocinadores de los niños que van a empezar a practicar el artístico, y que serán los patinadores dominicanos del mañana”.

Dentro de su estrategia de promoción, James ha utilizado las redes sociales para masificar su trabajo y la disciplina en República Dominicana, “Debemos ser perseverantes, a través de las redes sociales les comparto videos para motivarlos a practicar este deporte. Después de mi experiencia en Brasil, Venezuela y Chile como profesor, creo que tengo las herramientas necesarias para seguir trabajando en la masificación de este deporte en el país”, comenta Ibargüen de Diego, en proceso que valora no solamente Dominicana, sino también lo respalda la Confederación Panamericana de Patinaje, que valora el trabajo de implementación que países como Guatemala, Cuba, Venezuela y México, viene haciendo en esta disciplina deportiva.

 

www.cppatinaje.org
www.cppatinaje.org
www.cppatinaje.org

Suscribirme

Deja tus datos para recibir toda la información actualizada de la Confederación Panamericana de Patinaje.


Carrera 74 # 25 F - 10, Bogotá, Colombia
Mail: info@cppatinaje.org
Tel: (+571) 295 08 67